Tips esenciales para diseñar tu propio jardín.

En esta ocasión, te compartimos 4 tips de esenciales que todo profesional del diseñador debe tomar en cuenta cuando se trata de crear un jardín, ya sea que lo hagas por tu cuenta o te auxilies de un profesional en la materia. Estoy segura que después de leer este artículo, tendrás algunas herramientas que te serán útiles al momento de planificar tu espacio preciado en el exterior.

Antes que nada, hay tres factores cruciales que siempre se debe tomar en cuenta cuando un cliente acude para que diseñemos su jardín. Número uno, es el estilo y gusto del cliente. Número dos, es la arquitectura de la casa o edificio alrededor del cual se estará diseñando. Y número tres, es la función y estructura del jardín.

Gran parte de esto lo componen lo que llamamos “Hardscape” o “Paisaje duro”. Elementos estructurales del jardín como caminos, terrazas, un lugar para sentarte, una fuente o estanque,  puede ser algún tipo de pavimento/deck y, por supuesto, esta suele ser la parte más costosa del jardín. Son las cosas las que son difíciles de cambiar, por lo que realmente vale la pena hacerlo bien a la primera.

Consejo #1: Prioriza la función y la estructura primero.

Diagrama de flujo de un jardín

Haz una lista de lo que necesitas hacer en tu jardín y todo lo que observas, dónde cae el sol y cualquier otra cosa que considere relevante.

Lo primero que hacemos es descubrir qué hacen nuestros clientes, su estilo de vida, qué necesitan en un jardín, su dinámica familiar, etc. Trabajamos la funcionalidad de la misma. Una de las cosas clave es analizar las áreas de luz y sombra y la forma en que se usa el jardín. Así que, si por ejemplo el área cercana a la casa recibe directamente el sol de la tarde, no tiene sentido crear una terraza allí bajo esas condiciones. Preferimos crear una terraza en otro lugar, probablemente en otro rincón del jardín más acogedor. Lo que hay en el sitio es muy importante, especialmente si no se puede cambiar, cosas como los árboles existentes, la forma en que la luz afecta el terreno o desniveles pronunciados.

Este problema surge bastante, sobre todo cuando quien está diseñando no cuenta con mucha experiencia, la persona tiende a enfocarse mucho a algo como un mueble que definitivamente quiere utilizar, un tipo de planta en específico o un color en particular.  Y lo que termina sucediendo es que pierde la visión del resto del jardín como un todo y termina “adaptando” otros elementos del jardín aquí y allá a manera de relleno. Mientras que el profesional dará un paso atrás, lo verá todo como un todo y también será capaz de identificar posibles problemas como, ¿tiene un terreno inclinado, hay problemas de drenaje, podría haber inundaciones o, el sistema de riego es el adecuado? ¿Qué pasa con otros elementos vitales del jardín como la iluminación?

Un profesional puede visualizar el espacio en una escala mayor. Obviamente, se necesita entrenamiento para hacer un dibujo a escala adecuado de un diseño de jardín. Pero, un ejercicio sencillo que puede adoptar sin necesidad de tener conocimientos técnicos tan profundos es; tomar una hoja de papel y dibujar en ella lo que los diseñadores y arquitectos llamamos un “diagrama de flujo”.  Este le servirá para analizar y definir como funcionan las diferentes áreas que componen el jardín, por ejemplo; dónde podría tener la terraza, dónde podría tener un área para sentarse para tomar una copa por la noche, una piscina, un área de bodega, áreas de juego, etc.

Consejo #2: Piensa lateralmente.

Las huellas de concreto y la forma en la que las plantas estan dispuetas quiebran el patron “recto” del camino y obligan recorrer al ojo más alla del primer plano.

Introduce bordes, huellas, setos bajos, etc. para ir a lo largo del jardín, esto hace que el jardín parezca más ancho. Deje un poco de lado irse directamente a colocar plantas los lados, como comúnmente se acostumbra.  A menudo, los jardines pequeños y medianos son o demasiado estrechos o muy anchos. Algo que hacemos mucho para contrarrestar esto es dividir el espacio lateralmente, de modo que el jardín no se vea todo a la vez y este dividido por setos bajos, camas de plantación o caminos de grava. De esta manera, el ojo viaja a través el jardín hasta el final, pero no demasiado rápido; los ojos viajan hacia la distancia. Este es un truco que juega con la perspectiva.

También ocurre que, si pones una gran cantidad de césped, el ojo no puede leer qué tan grande es el espacio o cree que es muy pequeño y terminas generando la sensación opuesta. Por eso es muy importante romper estructural y visualmente, a menos que el objetivo de tu jardín sea solo tener un espacio libre y amplio de césped para un propósito en específico como usarlo para jugar football.

 

Consejo 3: Píntalo de negro (casi negro).

Paleta de colores la forma en la que las plantas estan dispuetas quiebran el patron “recto” del camino y obligan al ojo a desviarse a ver más alla.

 

Pinta las cercas o particiones en tonos oscuros, no blancos para hacerlos “desaparecer”. En realidad, no es pintarlos de negro, pero de un gris muy muy oscuro, ya que el negro suele ser un poco duro. Los colores oscuros retroceden y hacen que las superficies parezcan más lejanas, por lo que se siente más grande y más ancha.

Comúnmente el razonamiento es que si tenemos un espacio pequeño, pintarlo de blanco hará que se vea más amplio. Esto no siempre es así y lo que es válido para el diseño de interior, no necesariamente aplica la misma regla cuando se trata de un espacio al exterior. De hecho, lo que ocurre si pintas una pared o una cerca en un color claro o blanco, en realidad esto creará un efecto de definición de los límites y lo hará sentirse un poco más encerrado.

 

Consejo 4:  Planta cerca de la casa.

Jugar con las vistas del jardín desde el interior e la casa nos da la sensación de ser más amplio de lo que realmente es.

Lleva el jardín a la casa e invita a la vista al jardín. Con esto conseguimos crear una sensación de intriga que nos haga preguntarnos, “¿qué hay más allá?”. Lo que hace esto es que crea algo que sobresale y luego interrumpe la vista para que tu mirada quiera descubrir el jardín, que te invite a recorrerlo. De esta manera, aunque tengamos un jardín pequeño, esto el cerebro lo procesa de otra forma y no concluye que eso es todo lo que hay, sino que mas atrás, mas al fondo hay una continuación de espacios que atravesar y no se sabe exactamente donde puede terminar.

Espero que estos consejos te sean útiles si estas apunto de planear tu jardín desde cero o bien ya sea que necesitas hacer algunos ajustes para mejorarlo. ¡Haznos saber el resultado! No olvides etiquetarnos en nuestras redes sociales compartiéndonos tu creación.

Posted by

IMG-20170731-WA0001
VIRGINIA CAMACHO
Diseñadora de Paisaje e Interiorismo

Nova Jardines

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.